Aston Martin V12 Speedster

Aston Martin V12 Speedster: cuando deportividad y lujo se unen en una barqueta

¿Os acordáis del Aston Martin CC100 Speedster Concept? Aquel biplaza celebrara el centenario de la marca y nos enamoró a todos con su fantástica carrocería que recordaba -o pretendía hacerlo- al Aston Martin DBR1 de Le Mans. Pero por desgracia, como suele pasar con este tipo de coches, no era más que un ejercicio de diseño del que nunca más volvimos a saber nada. Hasta hoy.

Aston Martin ha presentado el V12 Speedster, otro espectacular biplaza que, esta vez sí, se venderá a clientes de la marca, aunque en una tirada muy limitada de la que solo 88 serán sus afortunados poseedores.

image




¿Y por qué hablamos del Aston Martin CC100 Speedster Concept para referirnos al nuevo V12 Speedster? Bueno, es indudable que la carrocería de este último se ha basado en gran medida en aquel concept car, pero sus líneas eran tan bellas que eso no importa en absoluto. De hecho, se ha adaptado a la nueva imagen de marca y el resultado es todavía mejor que cuando el concept se presentó en 2013.

El trabajo ha sido obra de los departamentos ‘Q by Aston Martin’ y ‘Aston Martin Design’, quienes han tenido 12 meses de trabajo coordinado para crear una barqueta que rivalizará con la reencarnación del McLaren Elva y con los Ferrari Monza SP1 y SP2.

image
image
image







La carrocería se ha fabricado casi por completo en fibra de carbono y adopta un estilo muy pasional. Es muy baja y ancha, y parte de esa percepción se logra por su marcada cintura y por la ausencia del techo, en el que únicamente dos jorobas tras los asientos marcan la línea superior. Las ópticas, tanto las delanteras como las traseras, recuerdan al Aston Martin Vantage y al nuevo SUV de la marca, el DBX. Pero lo que más destaca de su diseño es su largo capó, con su entrada de aire, y la espina dorsal que separa el habitáculo en dos, como en las barquetas de competición.

En su ‘interior’, presiden dos asientos de tipo baquet que están completamente expuestos a las inclemencias, separados en su parte superior por la espica dorsal de la carrocería y por el túnel de transmisión. El habitáculo mezcla la fibra de carbono con la piel, la tela, el cromo y goma. Todo en un gran diseño retro que cuenta, incluso, con una bolsa de piel a modo de guantera.

image
image
image

El chasis está fabricado en fibra de carbono y está suspendidos por una geometría de suspensión formada por doble horquilla en el eje delantero y por un esquema multibrazo en el trasero, que incorporan, ambos, la suspensión electrónica adaptativa con los modos de conducción Sport, Sport+ y Track.

Para el final hemos dejado uno de los apartados más importantes, uno que da incluso nombre a este modelo. Hablamos del motor, un enorme bloque V12 biturbo de 5.2 litros de cilindrada y 48 válvulas que es capaz de entregar 700 CV y 753 Nm de par. Lleva asociada una caja de cambios de 8 velocidades fabricada por el especialista ZF, que entrega la potencia a las ruedas el eje trasero.

En términos de rendimiento, el Aston Martin V12 Speedster alcanza los 100 km/h desde parado en 3,5 segundos, para seguir acelerando hasta los 300 km/h de velocidad máxima.

Se espera que las primeras unidades comiencen a entregarse durante 2021. Mientras tanto, los afortunados 88 clientes podrán ir desembolsando las 765.000 libras (unos 880.000 al cambio) que cuesta cada unidad.

image
It seems we can't find what you're looking for.




TE PUEDEN INTERESAR