Cupra Leon 2020: Entre 245 CV y 310 CV

Hace prácticamente un mes que se presentó la cuarta generación del modelo super ventas de Seat, el León. Este modelo está destinado a lograr unos resultados de ventas igual de buenos que los conseguidos por la generación de la que toma el relevo. Lo tiene difícil en esta época de hibridación y persecución por los motores térmicos, pero todo es posible con la ayuda del conglomerado del grupo VAG y sus plataformas adaptables.

Aquel día, sin embargo, faltaron por presentar las versiones más deportivas y radicales, las que quedaron al cargo de la nueva marca deportiva, Cupra. Las versiones que, sin duda, esperábamos ver todos los aficionados a este tipo de coches.

La fecha escogida para la presentación fue el 20 de febrero, y ese mismo día pudimos ver las primeras imágenes del Cupra Leon, que se unirá al catálogo, junto con el Ateca, a finales de 2020.

image
image
image
image




El nuevo Cupra Leon, al igual que ocurrió con los modelos pre-facelift de la tercera generación, contará con diferentes versiones según la potencia. Todas ellas estarán impulsadas por el motor gasolina de cuatro cilindros en línea de 2.0 litros de cilindrada con tecnología TSI, siendo este un turboalimentado de inyección directa. Se podrá elegir entre tres potencias diferentes, siendo la menos potente la de 245 CV / 370 Nm, y la más potente la de 310 CV / 400 Nm. El más potente solo estará disponible para la versión SportsTourer (ST), por lo que los clientes que quieran el hatchback de cinco puertas tendrán que conformarse con una potencia máxima de 300 CV / 400 Nm.

Todas estas irán asociadas a una caja de cambios de doble embrague DSG de siete velocidades y, en el caso de la versión familiar de 310 CV, también a una transmisión a las cuatro ruedas, la denominada como 4Drive. Gracias a esta combinación de potencia, caja de cambios y transmisión, Cupra ha declarado que el Leon ST de 310 CV es capaz de alcanzar los 100 km/h, desde parado, en 4,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h -por limitación electrónica-.

image







Cupra ha realizado ajustes en el chasis para mejorar el comportamiento deportivo del coche de serie. En el eje delantero, la suspensión es de tipo McPherson, mientras que el trasero cuenta con una geometría de tipo multibrazo. Los muelles son específicos y reducen la altura al suelo del eje delantero en 25 mm y 20 mm en el trasero. Los amortiguadores se podrán controlar electrónicamente mediante el sistema DCC (Dynamic Chassis Control), con el que podremos elegir un tarado más blando o más duro en cualquier momento de la marcha. Para ello soló hará falta pulsar el botón de los modos de conducción y seleccionar de entre los que vienen predefinidos por Seat y por Cupra: Comfort, Sport, Cupra e Individual. Este último modo permitirá seleccionar cada ajuste individualmente, como la dureza de la dirección, la dureza de los amortiguadores, la respuesta del motor o el ajuste del diferencial autoblocante de control electrónico.

El Cupra Leon contará con un sistema de frenos firmado por Brembo, aunque aún se desconoce si estos vendrán equipados en todas las versiones o si, por el contrario, habrá que encargarlo como equipamiento opcional.

image
image
image
image

Visto desde fuera, la versión deportiva se diferenciará del Seat Leon por varios detalles estéticos. Los paragolpes, delantero y trasero, son específicos, como también lo son la parrilla, las llantas de 19 pulgadas, las salidas de escape o los cromados embellecedores en color negro. También contará con dos colores exclusivos: Magnetic Tech y Azul Petróleo, ambos en efecto mate.

En cuanto al interior, mandan los asientos de tipo baquet, con un diseño que recuerda al de coches de mayores prestaciones. También el volante será exclusivo para la marca Cupra e incorpora el botón de arranque y un botón de acceso rápido al selector de modos de conducción. El interior tampoco se salva del aporte del color bronce que, como se aprecia en las fotos, también estará muy presente en el exterior. Así, las molduras aportarán ese contraste de color al negro del salpicadero, del techo y de los tapizados.

La tecnología estará a la altura del resto de modelos del grupo VAG y de sus directos competidores. La instrumentación será digital y contará con una pantalla de 10,25 pulgadas que podrá personalizarse con diferentes vistas. De entre ellas destaca la del navegador, una herencia de Audi que permite ver el mapa del navegador GPS entre el cuentakilómetros y el cuentarrevoluciones. En la parte central del salpicadero, orientada hacia el conductor, habrá otra pantalla de 10 pulgadas que incorporará todo el sistema de infoentretenimiento -con Android Auto y CarPlay-, además de los controles para el climatizador de tres zonas.

image
image

También contará con control de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, sistema de frenada de emergencia con reconocimiento de peatón, detector de ángulo muerto y sistema de ayuda al aparcamiento.

Como novedad en la cuarta generación, a las versiones de gasolina se unirá una híbrida. Esta se ha dado a conocer como Cupra Leon e-Hybrid y contará con un sistema híbrido formado por un motor térmico de gasolina y otro eléctrico. Se trata de un híbrido enchufable similar al Volkswagen Golf GTE, por lo que montará el motor gasolina de 1.4 litros TSI de 150 CV y un eléctrico de 115 CV -. La batería es de 13 kWh de capacidad y podrá circular durante 60 kilómetros en modo completamente eléctrico -ciclo WLTP-. Tendrá, por tanto, la etiqueta medioambiental ‘0’ de la DGT. Esta motorización llevará asociada una caja de cambios de doble embrague DSG de seis velocidades.

El Cupra Leon e-Hybrid necesitará tres horas y media para cargar por completo la batería mediante un punto de carga de 2,6 kW, que aumentará hasta las seis horas en el caso de enchufarlo a una red doméstica de 230V.




TE PUEDEN INTERESAR