Mercedes-AMG GT4

El Mercedes-AMG GT4 se actualiza para la temporada 2020

Que mejor forma de celebrar los 10 años de la división carreras-cliente de Mercedes que renovando uno de los modelos que más logros ha cosechado, el Mercedes-AMG GT4. Esta versión, homologada como no podía ser de otra forma para la categoría GT4 de la FIA, se presentó en 2018. Desde entonces, los equipos privados y sus pilotos han participado en 363 carreras, donde han logrado 151 victorias y 137 podios, de entre las cuales 53 fueron triunfos absolutos.

No es de extrañar, por tanto, que Mercedes haya decidido ponerlo al día para la temporada 2020. Estas nuevas unidades comenzarán a entregarse a finales de marzo o principios de abril, dependiendo de la situación de alarma impuesta por el coronavirus, a un precio de 209.000 euros antes de impuestos. La marca también dispondrá las mejoras en forma de kit para todos aquellos equipos que quieran actualizar el anterior Mercedes-AMG GT4 de 2018.

image
image
image




El mayor cambio lo encontramos a nivel de carrocería, que adopta la nueva firma de diseño y mejora, a su vez, la aerodinámica y refrigeración de la mecánica. Por tanto, el paragolpes delantero es nuevo, con nuevas tomas de aire que permiten refrigerar mejor el motor y los frenos. Algo fundamental, y es que uno de los principales cometidos de estos coches serán las pruebas de resistencia. Para mejorar este aspecto también se han recolocado los radiadores de aceite, así como un depósito de líquido de frenos más grande y mejoras en el sistema de escape. El paragolpes incluye unos nuevos faros LED que permitirán ver mejor el trazado en situaciones nocturnas.

El sistema de frenado es uno de los aspectos que más se han cuidado en esta actualización. Monta nuevos discos delanteros de 390 mm y traseros de 355 mm, con unas pinzas de seis y cuatro pistones respectivamente. Los conductos de aire, fabricados en fibra de carbono, son ahora de mayor tamaño para asegurar su refrigeración.

image
image







En el habitáculo nos encontramos con una jaula antivuelco de nuevo diseño que se atornilla a un marco espacial de aluminio, junto a una nueva escotilla de emergencia situada en el techo. También es nuevo el sistema de extinción de incendios.

A nivel técnico, dentro del largo morro que lo caracteriza, se esconde un bloque V8 biturbo de 4.0 litros que es capaz de producir una potencia máxima de 476 CV y 630 Nm de par, aunque esta potencia final dependerá del organizar del campeonato. Este bloque lleva asociada una caja de cambio secuencial en posición transaxle de seis velocidades, con un diferencial autoblocante ajustable que reparte la potencia entre las ruedas del eje trasero.

El Mercedes-AMG GT4 2020 logra unas buenas cifras de rendimiento, promete una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 4 segundos y una velocidad punta de más de 250 km/h.

image




TE PUEDEN INTERESAR