Corrían mediados de los años sesenta cuando Alfa Romeo se marcó el objetivo de hacerse con el titulo absoluto del campeonato mundial de resistencia. El proyecto, que fue dado a conocer a la prensa internacional con el nombre de Tipo 33, desembocó en una buena cantidad de coches de competición, de Concept Cars e incluso una exclusiva versión de carretera denominada Stradale.

Siguiendo la historia del Tipo 33/2 Daytona en sus últimas versiones ‘Coda Lunga’ y ‘2.5 Litre’, llegamos a la que se dio a conocer como Tipo 33/3 Spider. La denominación, al igual que en la primera y segunda generación, tenía su razón de ser. El último tres (/3) indicaba la cilindrada del motor, que ahora pasaba a montar un bloque V8 de 3.0 litros que permitiría equipararse a los Porsche 908 y a los Ferrari 312P y competir en la máxima categoría del campeonato mundial de marcas.

image

Su diseño y fabricación se llevó a cabo por Autodelta durante el invierno de 1968 y 1969, en plena pretemporada. Carlo Chiti, jefe de ingenieros del departamento de competición, decidió utilizar para la ocasión un nuevo chasis fabricado en aleación de aluminio. La estructura de este nuevo chasis fue de tipo monocasco, en detrimento del anterior entramado tubular, del que se supuso que no podría soportar el aumento de potencia del nuevo bloque. Como envoltura, la carrocería, se diseño una de tipo Spider, con techo abierto y una aerodinámica que se notaba cada vez más estudiada.

image
image
image

El bloque V8 aumentó su cilindrada desde los 2.5 litros hasta los 3.0 litros gracias al aumento de la carrera y el diámetro de los cilindros, cubicando un total de 2.998cc, al borde del máximo permitido por el nuevo reglamento del Grupo 6 que entró en vigor en 1968. La culata se fabricó en aluminio y pasó de montar dos válvulas por cilindro a montar cuatro, con igualmente dos árboles de levas. Con este aumento de cilindrada y flujo de mezcla, la potencia aumentó en más de 100 CV, llegando a lo largo de varias modificaciones hasta los 420 CV. Unida al bloque iba, inicialmente, una caja de cambios manual de seis velocidades, la cual fue cambiada posteriormente por una más fiable de cinco relaciones.  

El conjunto mecánico quedó suspendido por una geometría de suspensión con doble trapecio en el eje delantero y por brazos inferiores y superiores en el trasero. Carlo Chiti dio mucha importancia al peso. Tanto, que quedó en unos escasos 700 kilos.

image
image
image
image
image
image

El Alfa Romeo Tipo 33/3 Spider hizo su debut en las 12 horas de Sebring con tres unidades, todas ellas puestas en pista por la propia Autodelta. Pilotos como Andrea de Adamich, Nino Vaccarella, Lucien Bianchi, Nanni Galli o Ignazio Giunti se retaron en pista a bordo de estos nuevos prototipos. Por desgracia, la falta de desarrollo dejó latente una pésima fiabilidad. Ninguno de ellos llegó a la hora de carrera, teniendo que retirarse a las pocas vueltas de que diese inicio la prueba.

Este duro golpe acarreó problemas en las filas internas. El nuevo prototipo parecía no ser, ni por asomo, tan bueno como se esperaba. Por ello, decidieron saltarse la primera mitad de la temporada y usar mientras tanto el Tipo 33/2 Daytona, como la Tourist Trophy y la prueba de Nurburgring. Pero lo más duro de todo, fue la perdida de la vida del piloto italiano-belga Lucien Bianchi durante los test de marzo previo a Le Mans. ¿La causa? Pérdida del control y posterior accidente. Claramente, el prototipo no estaba preparado.

A la vuelta, con lo que restaba de temporada, consiguieron imponerse con victorias absolutas en una prueba no puntuable en Zeltweg y en una prueba puntuable para el campeonato italiano, la Copa Citta di Enna. También en el mismo campeonato, se hicieron con la segunda posición en la cita de Monza, donde Ignazio Giunti terminó solo por detrás del Mirage M3 de Jacky Ickx.

image
Carsandslots.com

Durante el invierno de 1969 y 1970, los ingenieros de Autodelta pusieron buen empeño en solucionar los problemas de fiabilidad sufridos, pero el mayor de estos fue la evolución que Porsche hizo a sus 917, a los que además se sumaron los nuevos Ferrari 512. Ambos, luchando por la que sería ahora la máxima categoría, reservada a los Sports Prototipos del Grupo 6 con motores de 5.0 litros.

La temporada comenzó con un sexto puesto en los 1.000 kilómetros de Buenos Aires, para después firmar una victoria en las 200 millas de Buenos Aires. El equipo formado por Piers Courage y Andrea De Adamich se alzó con la victoria absoluta de la competición.

El resto de la temporada se sucedió con más pena que gloria. Se aumentó la potencia del motor hasta los 415 CV y se diseñó una nueva carrocería. Ninguna de las dos soluciones provocó un impacto positivo. La primera mitad de temporada se sucedió con fallos mecánicos y algún que otro accidente, incluyendo los de las pruebas de la Targa Florio y las 24 horas de Le Mans.

Se pudo salvar ligeramente la temporada con dos segundos puestos en las pruebas de Imola y Zeltweg gracias a la pericia de Andrea de Adamich, Nanni Galli y a -nuevo en el equipo- Henri Pescarolo. El prometedor piloto francés que pocos años antes debutó en Formula 1 y que un año antes sufrió un duro accidente que le provocó dolorosas quemaduras.

image
image
image
Targapedia.com

La siguiente victoria no llegaría hasta un año después, donde nuevamente fueron el dúo de pilotos formado por De Adamich y Pescarolo quienes se alzaron en la prueba de los 1.000 kilómetros de Brands Hatch. Antes, ya habían logrado un tercer puesto en Buenos Aires y una segunda y tercera posición en las 12 horas de Sebring.

1971 marcó un punto de inflexión y, gracias a nuevos cambios en la aerodinámica y a la mejora de fiabilidad técnica, se cosecharon las ansiadas victorias que llevaban buscándose ya desde hacía más de cinco años, desde que el proyecto comenzase a fraguarse en 1965. Se preparó además un nuevo sucesor que se denominó Tipo 33/TT/3, donde ‘TT’ hacía referencia a su chasis tubular -Telaio Tubolare-. Participó en muy puy pocas carreras durante 1971, aprovechando el buen rendimiento que parecía tener, sorprendemente, el Tipo 33/3 Spider. Su uso se dio en 1972, año en el que finalmente le precedió. 

La Targa Florio vio la trigésimo quinta victoria italiana y la novena para Alfa Romeo cuando el Alfa Romeo Tipo 33/3 Spider conducido por Nino Vaccarella y Toine Henemans cruzó la línea de meta tras 6 horas y 35 minutos.

image
Garagegraphics.net

Pasada ya la mitad de la temporada, Autodelta se presentó con tres unidades en las 6 horas de Watkins Glen, donde el dúo formado por De Adamich y Ronnie Peterson se hizo con una nueva victoria. Al día siguiente, el 25 de julio, tuvo lugar la cuarta prueba del campeonato Can-Am en el mismo trazado. Dos T33/3 estuvieron listos para afrontar la prueba, uno para Andrea De Adamich y otro para Henri Pescarolo. Solo el primero de ellos pudo formar parte de la parrilla de salida, terminando finalmente séptimo.

La de 1971 fue una gran temporada para los italianos. Se hicieron con ocho victorias del total de nueve pruebas puntuables que formaron el campeonato mundial de marcas de aquel año. La parte mala era que muchas de estas victorias no eran victorias absolutas, sino que formaban parte de las victorias de la categoría reservada a los Sports Prototipos de 3.0 litros. Por encima quedaba la categoría de los prototipos de 5.0 litros en la que Porsche dominó con los 917. Aun con todo, lograron la segunda posición, por delante de sus compatriotas de Ferrari.

Además del campeonato mundial, también se alzaron con victorias en pruebas del campeonato Interserie y en el europeo de subidas de montaña con unidades que fueron vendidas a equipos privados.

Para 1972, Alfa Romeo estaba enfrascada en dos modificaciones. La primera de ellas era la Tipo 33/TT/3, basando en el mismo bloque de 3.0 litros de cilindrada pero montado en un chasis tubular. La segunda de ellas estaba destinada al campeonato Ca-Am y, al igual que con los anteriores, sumaría nuevamente una cifra a su último dígito por su bloque de 4.0 litros.

Mientras, el Tipo 33/3 continuó su andadura mientras se ultimaba su sucesor. Autodelta continuó usándolo durante dos pruebas más: los 1.000 kilómetros de Buenos Aires, donde Vaccarella y Pairetti cruzaron la línea de meta en noveno lugar, y en las 6 horas de Daytona, tras las cuales el dúo formado por Galli y De Adamich terminaron en un quinto puesto.

image
ESPECIFICACIONES TÉCNICAS
ALFA ROMEO TIPO 33/3 SPIDER
País de origen:
Italia
Producido en:
1969
Sucesor:
Alfa Romeo Tipo 33/TT/3
Predecesor:
Alfa Romeo Tipo 33/2 Daytona
MOTOR
Configuración:
90º – V8
Ubicación:
Central, longitudinal
Construcción:
Aleación de aluminio
Cilindrada:
2.998 cc
Diámetro x Carrera:
86,0 mm x 64,4 mm
Relación de compresión:
11,0:1
Válvulas:
4 por cilindro, DOHC
Sistema de alimentación:
Atmosférico
Sistema de lubricación:
Cárter seco
Potencia:
420 CV a 9.400 RPM
Par motor:
Relación CV/Litro:
140 CV/Litro
Transmisión:
Manual de 6 velocidades, tracción trasera
CHASIS
Estructura:
Monocasco de aleación de aluminio
Suspensión:
Brazos transversales dobles, muelles helicoidales sobre amortiguadores telescópicos, barra estabilizadora
Dirección:
De cremallera y piñón
Frenos:
De disco
DIMENSIONES
Largo:
3.700 mm
Ancho:
1.900 mm
Alto:
980 mm
Distancia entre ejes:
2.240 mm
Peso:
700 Kg
Relación CV/Kg:
0,6 CV/Kg

HISTORIAS RELACIONADAS

Nos vemos en 2020, Espíritu del Jarama
La historia del Porsche 908/01
La historia del BMW E9 3.0 CSL Grupo 2
La historia del Alfa Romeo Tipo 33/4 Can-Am
RoadStr: I Cars and Café
8000 Vueltas: vuelven los superdeportivos
La historia del Lancia Beta Montecarlo Turbo
Llamas, gasolina y aceite, el BMW E9 3.0 CSL
La historia del Alfa Romeo Tipo 33/3 Spider
Un Bentley Speed 8 para celebrar el primer centenario