Alfa Romeo Tipo 33/SC/12

La historia del Alfa Romeo Tipo 33/SC/12

Cuando Giuseppe Luraghi, jefes de filas de Alfa Romeo en 1966, se marcó como objetivo el título de constructores del campeonato mundial de resistencia, difícilmente pudo imaginarse la estirpe de coches que nacerían derivados de aquella ambición. El proyecto, conocido como Tipo 33, nos dejó un gran número de Sports Cars y Prototipos de competición, además de una preciosa variante Stradale para circular por la calle y varios Concept Cars diseñados por los mejores diseñadores de carrocerías.

El título de constructores lo consiguieron, finalmente, tras ocho años de duras victorias y derrotas. Fue en 1975, con el Alfa Romeo Tipo 33/TT/12, el primer Sports Prototipo que montó el motor de doce cilindros plano basado en el del Ferrari 312PB. Este estaba montado sobre un chasis tubular que daba nombre al coche, donde ‘TT’ significaba ‘Telaio Tubolare’ -chasis tubular-.

Tras ganar el título de 1975, Alfa Romeo dedicó todos los recursos de Autodelta, la división deportiva, al campeonato mundial de Formula 1, donde querían volver a brillar tras las últimas victorias de los Alfetta 158 y 159 de comienzos de los años cincuenta. Pero antes de cancelar por completo el proyecto de la resistencia, en un intento de revalidar el título por segundo año, se llevó a cabo una última modificación, el Alfa Romeo Tipo 33/SC/12.

image







El Alfa Romeo Tipo 33/SC/12 fue, por tanto, el sucesor del Tipo 33/TT/12. En el nuevo prototipo, las siglas ‘SC’ hacían referencia a ‘SCatolato’, que hacía mención al nuevo chasis monocasco diseñado para alojar el motor de doce cilindros plano. Este era el mismo motor que su predecesor, formado por dos bloques de seis cilindros que compartían cigüeñal en el que los seis cilindros de cada bancada estaban enfrentados a 180º. En total, tenía una capacidad de 2.995 centímetros cúbicos y gracias a sus dobles árboles de levas y cuatro válvulas por cilindro generaba una potencia superior a los 520 CV. Unida al motor se montaba la caja de cambios transversal de cinco velocidades que ayudaba a concentrar el peso en el centro del chasis, mejorando la agilidad en las curvas.

El motor aprovechaba, casi al máximo, el límite de 3.0 litros de cilindrada impuesto por el nuevo reglamento. Un reglamento que había vuelto a cambiar para 1976 y 1977, en el que los prototipos del Grupo 5, permitidos porque no había límite de producción, se movían al Grupo 6, que ahora estaba destinado a coches de competición con dos asientos -Two Seater Racing Cars-. Este nuevo Grupo 6 tenía tres categorías diferentes dependiendo de la cilindrada, así se diferenciaban las categorías dedicadas a los motores de hasta 2.1 litros turboalimentados, atmosféricos de hasta 3.0 litros y motores de producción de hasta 5.0 litros. Los Grupo 6 y Grupo 5 estaban, además, en campeonatos separados, siendo el World Sportscar Championship para el Grupo 6 y el World Championship for Makes para el Grupo 5, que después se juntarían en las 24 horas de Le Mans.

Unidas al chasis iban las suspensiones, formadas por brazos transversales dobles, amortiguadores telescópicos y barras estabilizadoras. Como sistema de frenado contaba con discos ventilados con pinzas de freno en las cuatro ruedas.

image

El Alfa Romeo Tipo 33/SC/12 no estuvo preparado hasta los 500 kilómetros de Imola de 1976. Allí, Vittorio Brambilla y Arturo Merzario lograron un segundo puesto, solo superados por el Porsche 936 de Jacky Ickx y Jochen Mass. Y aunque parecía que el nuevo Alfa Romeo podía ser tan fiable, ágil y rápido como el Tipo 33/TT/12, la temporada terminó con dos abandonos.

Para 1977, en cambio, la temporada comenzó con un insuperable primer puesto en Dijon, logrado por Arturo Merzario y Jean Pierre Jarier, seguido de una victoria en Monza por Vittorio Brambilla. La temporada siguió avanzando y el Alfa Romeo se mostró en mejor forma que en la temporada anterior. Primera posición en Avus en el campeonato Interserie, primera y segunda posición en los 400 kilómetros de Vallelunga, primera posición en la Coppa Florio Pergusa, primera, segunda y tercera posición en las 2 horas de Estoril, primera posición en Le Castellet, primera posición en los 250 kilómetros de Imola y primera, segunda y tercera posición en los 300 kilómetros de Salzburgring, donde se probó un nuevo motor turboalimentado. Este Alfa Romeo Tipo 33/SC/12 Turbo contaba con un motor de doce cilindros de 2.1 litros que era capaz de producir hasta 640 CV y 470 Nm de par.

image

La temporada terminó con un nuevo título de constructores en el campeonato mundial de resistencia, el segundo sumado al palmarés de la marca italiana, aunque fue un año descafeinado en el que los máximos rivales fueron los prototipos de Osella y Lola. Y estos, estaban a un menor nivel de desarrollo.

Aquel fue el final para el proyecto Tipo 33. El Tipo 33/SC/12 Turbo fue el último de una gran serie de modelos de competición, producción y Concept Cars. Tras la temporada, Alfa Romeo se retiró oficialmente del campeonato del mundo de resistencia para centrarse especialmente en el campeonato mundial de Formula 1 con el Alfa Romeo 179.