Los Porsche 911 Coupé y Cabriolet reciben la versión Turbo S

PUBLICIDAD

Ya ha pasado más de un año desde que Porsche presentó la nueva generación del 911, la conocida como 992. Desde entonces, se ha unido a la gama el primer coche eléctrico, el Taycan, que recibió en su momento una gran repercusión mediática y unas valoraciones muy positivas por parte de la prensa especializada. Pero ahora es turno de volver a cuidar a la ‘niña bonita’, el 911, que recibe una nueva versión más potente, el 911 Turbo S, que se une a las Carrera y Carrera 4S.

La idea era haberlo presentado durante el Salón de Ginebra, pero, debido a su cancelación, Porsche se ha visto obligada a presentarlo mediante su departamento de prensa online. El Turbo S estará disponible tanto en carrocería Coupé como en Cabriolet.

image
image
image
image

Podría comenzar hablando de su exterior, que ahora incluye nuevos elementos que le hacen parecer más dinámico y deportivo, pero creo que es justo empezar comentando su mayor diferencia respecto a los Carrera. El motor es ahora un bloque de 3.8 litros de cilindrada con seis cilindros en disposición bóxer. Aspira el aire con la ayuda de dos turbocompresores de geometría variable que logran aumentar la potencia hasta los 650 CV y 800 Nm de par. Para poner estas cifras en contexto, supone un aumento de 70 CV y 50 Nm con respecto al 911 Turbo S de la anterior generación (991.2), logrado en parte gracias al mayor tamaño de los turbos.

Para llevar la potencia al suelo cuenta con una caja de cambios secuencial PDK de doble embrague y ocho velocidades, además del sistema de tracción integral Porsche Traction Management (PTM), capaz de distribuir hasta 500 Nm al eje delantero. El Porsche 911 Turbo S es capaz de hacer el 0-100 km/h en solo 2,7 segundos y el 0-200 km/h en 8,9, para seguir acelerando hasta llegar a una velocidad máxima de 330 km/h.

image
image
image
image

Sumado al sistema de tracción integral PTM, el Porsche Active Suspension Management (PASM) juega un papel muy importante en la maniobrabilidad y las sensaciones que transmite el chasis. Lo acerca 10 milímetros al suelo con respecto al Carrera S y controla electrónicamente la dureza y las reacciones de la suspensión. Sus vías crecen en 42 milímetros en el eje delantero y 10 en el trasero.

La aerodinámica activa también mejora estas sensaciones al añadir un faldón delantero y un alerón trasero abatible. Este alerón cuenta, por primera vez en un Porsche, con una función de frenado que genera el mayor downforce posible cuando se frena fuertemente. El faldón delantero, por su parte, permite mejorar la aceleración en rectas y la refrigeración del motor. Un apartado muy importante, este último, que cuenta con hasta cuatro entradas de aire: dos laterales y dos en la rejilla superior del capó -trasero, claro-.

image
image
image
image

En el apartado exterior también encontramos nuevas llantas exclusivas, con diferente diámetro entre las del eje delantero y trasero, que dejan entrever unas pinzas de freno amarillas que lo hacen diferenciar frente a las versiones Carrera. Las llantas delanteras son de 20 pulgadas y las traseras son de 21, con neumáticos de medida 255/35 R20 y 315/30 R21 respectivamente.

El diseño exterior se mantiene muy continuista, como la generación 992 en sí. El paragolpes delantero se ha rediseñado con tomas de aire más grandes y aletas más anchas. En la zaga mandan el alerón trasero, nuevo en esta generación, y las dos salidas dobles de escape de forma rectangular, pintadas en negro brillante.

Respecto al habitáculo, mantiene el fabuloso cuadro de instrumentos del Carrera, siendo parcialmente digital, con la leyenda Turbo S en el cuentarrevoluciones. Una firma que también está presente en los umbrales de las puertas y en los reposacabezas de los asientos, donde estos últimos están rematados con unas costuras que homenajean al primer Porsche 911 Turbo (930).

El Porsche 911 Turbo S ya está disponible tanto en los concesionarios como en el configurador web. En el caso del Turbo S Coupé, su precio de partida es de 249.963€, mientras que la versión Cabriolet asciende hasta los 265.439€.

image

TE PUEDEN INTERESAR