McLaren 765LT

McLaren 765LT: un nuevo Super Series

La gama McLaren se diferencia en tres clases: Sports Series, Super Series y Ultimate Series, aunque a mediados del año 2019 se aumentó con la nueva clase New GT, con el McLaren GT. La primera de ellas, la clase Sports Series, está compuesta por los McLaren de la serie 500 y 600, la Super Serie lo está con los modelos de la serie 700 y la Ultimate Series está reservada solo para los modelos más radicales de todos, como el Senna, el Speedtail y la barqueta Elva.

Ahora McLaren ha sorprendido con un nuevo modelo para la Super Series, el 765LT, que supone una vuelta de tuerca para un producto que ya de por si era tremendamente eficaz por rendimiento y por agilidad, el McLaren 720S.

image
image
image
image




Sus siglas hacen referencia a ‘Long Tail’, y no solo deja clara su virtud más aerodinámica, sino que además convierte el 720S en un producto más ligero y potente. El motor V8 biturbo de 4.0 litros de cilindrada pasa de los 720 CV a los 765 CV de este McLaren 765LT. El par motor aumenta hasta los 800 Nm a 5.500 RPM y se envía a las ruedas de eje trasero a través de una caja de cambios de doble embrague con 7 velocidades. McLaren ha revisado la gestión electrónica de esta caja para que sea un 15% más rápida en el cambio de marchas.

Además, pierde 80 kilogramos gracias al uso de materiales ligeros en algunos apartados que acostumbran a ser pesados. Los asientos de tipo baquet son nuevos y su mullido se reserva al mínimo imprescindible de la comodidad, ahorrando 18 kilos con respecto al McLaren 720S. También las llantas son más ligeras, con tornillos de titanio, y suponen una pérdida de 22 kilos, al igual que los 3,8 kilogramos del sistema de escape de titanio y a los 3 kilos de una nueva batería de iones de litio. Otros elementos, como la luna de policarbonato, la moqueta, la radio, el climatizador y otros elementos de confort, desaparecen del equipamiento de serie y pasan a ser opcionales. Todo cuenta y suma, lo que da buena cuenta de lo difícil que ha sido ahorrar esos 80 kilogramos.

image
image







Exteriormente, el McLaren 765LT se diferencia del 720S gracias a su revisado kit aerodinámico. Este incorpora un largo splitter delantero, así como unos paragolpes revisados, faldones laterales y un nuevo difusor trasero que ha tenido que ser revisado por el -también nuevo- alerón trasero abatible. Este cuenta con tres posiciones diferentes: Driver Downforce -ligeramente elevado en función de la velocidad y el ángulo de giro-, DRS –el alerón baja para asegurar el mínimo drag y así aumentar la aceleración y velocidad máxima- y High Speed Braking -sirve como aerofreno y McLaren asegura que es capaz de inclinarse por completo en solo medio segundo-.

Todos estos componentes están realizados en fibra de carbono, un material que se traspasa hasta la fabricación de los discos de freno carbocerámicos, tomados estos del McLaren Senna. A nivel de suspensiones, los amortiguadores hidráulicos están controlados electrónicamente mediante un sistema de suspensión activa que McLaren denomina como ‘Proactive Chassic Control II’.

image
image
image
image

Todo cuenta a la hora de lograr el mejor rendimiento posible. La aerodinámica se ha mejorado en un 25% con respecto al McLaren 720S y es capaz de acelerar de 0 a 96 km/h (0-60 mph) en solo 2,8 segundos, para seguir acelerando hasta los 200 km/h en 7,2 segundos y continuar hasta un máximo de 330 km/h.

McLaren, aprovechando su nomenclatura, solo producirá 765 unidades de este modelo, que podrá configurarse con hasta 17 colores diferentes. Su precio, aunque no ha sido revelado de forma oficial, se espera que esté por encima de los 300.000€.

image
It seems we can't find what you're looking for.




TE PUEDEN INTERESAR