Williams FW43 Mercedes

Pretemporada F1 2020: Williams presenta el FW43

PUBLICIDAD

Este año habrá equipos que no presenten grandes cambios en sus monoplazas de Formula 1. Ya no solo porque este año sea el último de la actual reglamentación técnica, sino porque, como dice el dicho, ‘si algo funciona, ¿para qué tocarlo?’. Sin embargo, esto no es, ni por asomo, lo que le ocurre al mítico equipo de Frank Williams. Su escudería no pasa por los mejores momentos y lejos quedan los nueve títulos de constructores y los siete de pilotos.

Tras pasar por la peor temporada de su larga trayectoria deportiva -2019-, vuelven con los deberes hechos y a la espera de ver como de bien rinden todas las nuevas mejoras realizadas durante el invierno. Se han puesto muchos esfuerzos por salir de la última posición del casillero, pues, no en vano, quieren volver a ser lo que fueron -y son-, el segundo equipo que más veces ha logrado el título mundial. El primero como equipo privado, si consideramos a la Scuderia Ferrari como un fabricante de coches.

A día de hoy, han logrado disputar los primeros días de test de pretemporada en Barcelona, lo que ya los deja en mejor posición que el año pasado, cuando no pudieron llegar a tiempo y tuvieron que perderse varias -e importantísimas- jornadas.

image

El primer cambio notable del Williams FW43 lo encontramos en su decoración. La empresa tecnológica, Rokit, aumenta su imagen en el nuevo monoplaza y el rojo de la compañía se mezcla con el azul corporativo de Williams, adoptando un diseño mucho más vivo y llamativo que el del anterior FW42.

Pasando a la parte técnica, comenzando por el morro, se mantiene el mismo diseño de finales de la temporada anterior. Tanto el alerón como la nariz son heredados del Williams FW42. El primero tiene un diseño intermedio entre la búsqueda del máximo downforce y la búsqueda del efecto outwash -canalizar el flujo de aire hacia el exterior de las ruedas, bordeándolas para así evitar turbulencias-, y el segundo solo añade algún ala extra bajo el chasis en un intento de redirigir el aire hacia la zona media y hacia el suelo.

En cambio, la geometría de la suspensión sí que recibe mejoras sustanciales, adoptando soluciones que el resto de equipos de la parrilla también han adoptado. La rótula que une el brazo superior de la suspensión al buje se ha rediseñado, al igual que la varilla de empuje push-rod de tipo POU.

image
image

La zona intermedia del nuevo Williams FW43 se mantiene prácticamente idéntica a las del FW42, aunque se espera que esta cambie a lo largo de los test y la temporada tras ver el comportamiento de todo el paquete aerodinámico. Los pontones se han rediseñado, disminuyendo en tamaño para poder ceñir la carrocería al máximo a la mecánica, creando además un túnel inferior por el que circula el aire que después se junta con el que fluye sobre el pontón.

Como es tendencia, la cubierta del motor cae abruptamente tras superar los radiadores alojados en los pontones laterales. Con esto se consigue que el aire que fluye sobre los pontones se encuentre rápidamente con el que fluye bajo estos, mejorando el flujo de aire que se dirige a la zona superior del difusor trasero.

image
image

Terminando por la zona posterior, la aleta de tiburón es ahora más fina y grande al haberse disminuido el abultamiento de la carrocería que envuelve el motor y la caja de cambios. Esta última ha disminuido considerablemente su anchura y se espera que su estrechamiento mejore en gran medida la aerodinámica de la zaga.

Para la temporada de 2020, el equipo Williams vuelve a contar por segundo año consecutivo con el piloto británico George Russell, mientras que el piloto de pruebas, el canadiense Nicholas Lafiti, sustituye al polaco Robert Kubica.

image

TE PUEDEN INTERESAR