Se le esperaba y por fin ha llegado. El Aston Martin Vantage, la gama de acceso al lujo y a la deportividad británica, recibe la variante descapotable. Llega como apoyo de un modelo, el coupé, que no ha sabido encajar dentro del segmento de los deportivos que rondan los 500 CV de potencia.

Las reservas ya están abiertas y, en Inglaterra, puede ser configurado con un precio que parte desde los 126.950£, unos 150.000€ al cambio, lo que lo sitúa en torno a unos 15.000€ más caro que la versión de techo rígido. Las entregas se esperan para el segundo trimestre del año, pero hasta que eso ocurra y podamos verlo en entornos de carretera abierta, tendremos que conformarnos con las fotografías de estudio y con su ficha técnica.

image
image
image
image

El nuevo Aston Martin Vantage Roadster monta el mismo motor Mercedes-AMG que la versión coupé, compartiendo a su vez la misma configuración de motor delantero longitudinal. Este es un V8 twin-turbo con una cilindrada de cuatro litros que alcanza los 510 CV de potencia y 685 Nm de par. Para la transmisión, se ha decidido por el uso de una caja de cambios automática de ocho velocidades fabricada por el especialista ZF, pero también se puede montar, como opcional, la caja de cambios manual de siete velocidades del Aston Martin Vantage Coupé AMR.

Pese a ser una versión descapotable, el peso se ha conseguido contener gracias al uso de un techo de lona que permite parar la báscula en solo 60 kilos más que la versión coupé. El mecanismo de apertura y cierre, en forma de Z, permite activarse hasta una velocidad máxima de 50 km/h y, desde Aston Martin, aseguran que es el sistema más rápido del mercado. Permitirá sentir el viento en solo 6,7 segundos y solo llevará una décima de segundo más volver a proteger la cara tapicería. Por el contrario, reduce la capacidad del maletero desde los 350 litros hasta los 200 litros.

image
image
image
image

Estéticamente, el nuevo Vantage Roadster cuenta con una nueva parrilla que devolverá el interés de los clientes más puristas. Y es que uno de los motivos de las bajas ventas del Vantage es, quizás, por la parrilla que estrenó en 2018. La nueva parrilla es más comedida, sin salientes externos, formada por lamas cruzadas que rellenan el hueco de la enorme boca característica de Aston Martin. Esta, además, también estará disponible, como opción, para el Vantage Coupé, como también lo estarán las nuevas llantas que se sumarán al catálogo de equipamiento opcional.

En cuanto a las prestaciones, son prácticamente calcadas de la versión en la que se basa. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 305 km/h. Para adecuar la maniobrabilidad del nuevo chasis descapotable, se han adecuado las geometrías de la suspensión y los perfiles electrónicos de conducción: Sport, Sport+ y Track.

image