La navidad pasó y todos hemos vuelto a nuestras rutinas. Toca comenzar un nuevo año lleno de propósitos y objetivos. Algunos se habrán marcado objetivos laborales mientras que otros habrán jurado que este año, por fin, van a cuidarse y hacer ejercicio. Para nosotros, el año ha comenzado con la página web de Autolegends y con un buen puñado de historias que compartir con vosotros. Nos gustaría aprovechar este primer artículo para hacerte saber que tú también puedes compartir tus reportajes, historias o fotografías. Solo tienes que ir a la siguiente página, rellenar el formulario y subir tus fotos. No te cortes, envíanos tu historia!

Para comenzar nuestro primer reportaje tenemos que retroceder unos cuantos días, al 22 de diciembre. Mientras toda España estaba pendiente de la Lotería de Navidad, en el Circuito del Jarama se organizaban las Tandas Privadas, con la participación de varios clubes nacionales y de las Luxe Track Days, reservada para propietarios de deportivos que prefieren rodar con menos coches en pista. Siendo poco optimistas con el sorteo, cogimos la cámara de fotos y pusimos rumbo al circuito.

image
image
image
image

Nada más cruzar la barrera de acceso a la urbanización de Ciudalcampo te das cuenta del ambiente que se va a respirar. Solo en el trayecto que va desde la barrera hasta la entrada al circuito ya vimos varios Honda Civic Type R, Mitsubishi Lancer Evo, Hyundai I30 N y otros coches de menor potencia, pero con el mismo espíritu racing. Aparcamos en la zona alta, al lado de la curva Ascari, mientras un KTM X-Bow sorteaba las curvas con un ruido ensordecedor. Y tras él, un Porsche 718 Cayman.

La jornada pintaba muy bien, pero teníamos dudas sobre dónde colocarnos para hacer las mejores fotos. Mientras lo pensabamos, solo había un camino por el que ir, bajar hacia el paddock.

image
image
image
image
image

Viendo el nivel que había por el paddock, decidimos quedarnos por aquella zona, y eso que muchos estaban solo aparcados al lado de la cafetería. La acción estaría en la pista, pero nosotros aprovechamos para fotografiarlos de cerca, con un ambiente inmejorable.

Allí estaban los nuevos Honda Civic Type R que vimos a la entrada, preparándose para rodar junto con el resto de modelos Honda de todas las generaciones. Curioso, además, poder ver las primeras generaciones del Civic y del NSX. Ambas en muy buen estado.

image
image
image
image
image
image
image
image

Pero no fueron los únicos coches japoneses. De hecho, la jornada estuvo invadida por este tipo de clubes. Al lado de la zona reservada para Honda pudimos encontrarnos varios Nissan 200sx S13 y 370Z Nismo. Pero la sorpresa la tuvimos al ver un GT-R R34 al lado del actual R35. Nunca habíamos visto en persona el último modelo decente de la gama Skyline y nos sorprendió su tamaño. Y es que lo normal es que un coche parezca más grande en una foto que en la vida real. Pero con este nos pasó lo contrario. Quizás acostumbrados a escuchar las críticas de los medios especializados con respecto al tamaño y peso de la última generación. Al lado de estos estaban los siempre brutales Mitsubishi Lancer Evo, como el que acompaña la portada de este artículo. Verlos rodar es siempre una gozada, con sus llamaradas y petardazos en los cambios de marcha.

Continuamos andando por el paddock del Jarama y los siguientes en aparecer fueron los Toyota, Mazda y Subaru. Fue el primer trackday al que hemos ido, pero no esperábamos encontrarnos modelos como los AE86 en sus versiones Corolla Levin -faros fijos- y Sprinter Trueno -faros escamoteables-. Tampoco un Mazda MX-5 con kit Rocket Bunny, algo más típico de otros paises y de reportajes de páginas tipo Speedhunters.

image
image
image
image
image
image
image
image

También compartían escenario las tandas Luxe Track Days. En principio dedicada a coches de mayor potencia, pero también válida para quienes prefieren rodar con menos tráfico. Lo malo es que la mayoría estaban rodando y la hora de ir a casa a comer se estaba echando encima, asique fuimos corriendo a la zona de boxes a intentar cazar a los que entrasen por el carril.

Como comentábamos más arriba, estas fueron nuestras primeras tandas. No nos imaginábamos la cantidad de gente y el buen ambiente que podía haber. Estamos acostumbrados a ir los días de carreras y ver prácticamente vacío tanto el paddock como las gradas. Mola ver que hay mucha y buena afición en nuestro país.

Historia y fotografías por David López.

image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image
image